Hielo y Hemorroides

5 (100%) 5 votes

¿Conviene aplicar hielo a las hemorroides? ¿Calma el frío la molestia de las almorranas? Vamos a hablar un poco de hielo y hemorroides, basándome en mi propia experiencia, como siempre.

Las hemorroides no dejan de ser un problema por el cual la almorrana se inflama, es decir, hay un exceso de tamaño y riego sanguíneo en la zona. Eso nos causa dolores (a algunas personas muy intensos), comezón, picor, escozor

El hielo contribuye a desinflamar, al reducir el flujo de sangre por la zona donde lo apliques. Con las hemorroides no es diferente. Aplícate una compresa fría o una bolsa especial de hielo sobre tus hemorroides para conseguir que se reduzca la hinchazón.

Una de las grandes ventajas del hielo es que favorecen la reintroducción en el ano si están prolapsadas, ya sea de forma manual (reduciendo su tamaño y sensibilidad) o de manera espontánea.

el hielo es un buen remedio natural para las hemorroides
el hielo es un buen remedio natural para las hemorroides

Precauciones con el hielo

Obviamente nunca aplicaremos hielo directamente sobre las hemorroides. De hecho lo ideal es que haya algún tejido de algodón (un trapito o gasa) aparte del plástico de la bolsa de hielo.

También debería ser una exposición al hielo controlada, de sólo unos pocos minutos.

Bolsas de Hielo para hemorroides

No hace falta que tengan nada de especial, pero si que es cierto que por higiene conviene tener una bolsa específica para ponernos en nuestras hemorroides.

No vale con la clásica bolsa de gel que guardamos en el congelador, ya que no tras aplicar el hielo en nuestra zona anal no deberíamos volver a introducir la bolsa al congelador (el ano es una zona con abundantes bacterias que podrían estropear los alimentos).

Lo ideal es utilizar bolsas que podamos rellenar de hielo que tengamos en el congelador y tras utilizar la bolsa la podamos lavar y guardar en un cajón. Personalmente recomiendo los modelos clásicos de bolsa de hielo de plástico con tapón para hemorroides (para meter el hielo dentro):

Mi experiencia con el hielo

Yo en mi caso no lo utilicé más que en contadas ocasiones. Al ser sangrantes no me iba del todo bien (era un poco desagradable andar ahí con hielo y la sangre brotando).

Pero es cierto que cuando empezaron a prolapsar y se ponían muy sensibles, si que me aliviaba un poquito, sobre todo la sensación de quemazón.

El hielo también tiene aplicación tras realizar algún tratamiento como pueden ser las ligas. Aunque las hemorroides estuvieran en el interior del ano, sentía cierta mejoría al aplicarme hielo tras someterme al tratamiento con bandas elásticas.

Vídeo sobre bolsas de hielo para las hemorroides

Sin duda el hielo es uno de los grandes remedios contra el malestar de las hemorroides.

Deja un comentario